Todas las noticias

#TOMANOTA Con R de Ricardo

Noticia

Ruido… ¿qué hacen los ayuntamientos?

Esta obra está enfocada hacia la necesidad de tomar conciencia del grave problema que supone la contaminación acústica, abordándolo desde una perspectiva multidisciplinar. Como es sabido, el ruido tiene efectos nocivos serios sobre la salud de la población, y está presente en todos los ámbitos de nuestra vida cotidiana. Buena parte de la contaminación acústica tiene su origen en la sociedad del ocio, por lo que, en su mayor parte, es responsabilidad de las autoridades locales y de sus funcionarios.

Juristas contra el Ruido

Turistas, alquileres vacacionales y ruido

En los últimos años ha aparecido un nuevo foco de ruido en nuestras ciudades: el uso turístico de viviendas.
La normativa de turismo suele diferenciar entre apartamentos turísticos y viviendas de uso turístico. Los primeros son aquellos alojamientos ubicados en bloques de vivienda con ese único uso, mientras que los segundos son alojamientos ubicados en edificios de uso residencial, con el que conviven.

Juristas contra el Ruido

Comunidad de Propietarios y vecinos ‘rana’

Sin duda, quien tiene unos buenos vecinos tiene un tesoro.  Pero es frecuente que, aunque uno se esfuerce en serlo, no obtenga la debida reciprocidad. Vivir en comunidad tiene ventajas e inconvenientes. La convivencia no siempre es fácil y las comunidades de propietarios a veces se convierten en calcos del número 13, de Rue del Percebe, aquella divertida serie de historieta creada por Francisco Ibáñez.

PUBLICIDAD

https://www.produccionesmala-mala.com/

ruido

‘Cultura del ruido’, desidia de la administración

La cultura del ruido ha inundado todos los puntos de nuestra geografía y es alentada por la inactividad de la Administración, la cual no sólo ignora los principios de cautela y prevención que han de regir toda la normativa y medioambiental, sino que además no actúa de manera generalizada y contundente contra los incumplimientos constantes de la normativa sobre ruidos.

ruido

Ruido y Jurisdicción Penal

El art. 325 no sólo introduce el ‘ruido’ junto con las ‘vibraciones’ (las dos especies de la contaminación acústica) como posibles elementos del delito contra los recursos naturales y el medio ambiente, sino que, además, lo relaciona expresamente con la salud de las personas (además de la flora y la fauna que también pueden verse afectados por la contaminación acústica). No es necesario, según especifica esta norma, que llegue a afectar a la salud humana, sino que represente un mero, pero serio, peligro o amenaza de poder llegar a quebrar la salud de las personas…

Recibe nuestro NEWSLETTER con nuevos contenidos

Al enviar mi alta acepto las Políticas de Privacidad