Contaminación acústica, salud y justicia

Contaminación acústica, salud y justicia – Yomara García, Presidenta de la Asociación Nacional de Juristas contra el Ruido – conRderuido.com



NANOENTREVISTA | Yomara García Viera, presidenta de la Asociación de Juristas contra el Ruido

“Como no vemos el ruido no le damos importancia, pero es muy dañino y el que contamina paga”

R’ de Ruido. ¿Existe hoy, realmente, más concienciación sobre la gravedad del problema del ruido? 

Yomara García Viera. Aunque cada vez se habla y escribe más sobre la contaminación acústica, sobre el ruido y los problemas que genera, y aunque se presentan muchas más reclamaciones por los afectados, falta muchísimo por hacer.

Es fundamental educar y concienciar sobre el ruido a los ciudadanos y a nuestros niños, desde pequeños, en las aulas

Hay muchas personas, Administraciones públicas y operadores que intervienen en los procesos sobre ruidos, que no son conscientes del grave problema que este tipo de contaminación ocasiona a la salud, y lo tratan como una cuestión secundaria sin darle la importancia que requiere.

Tampoco existen medios técnicos y humanos suficientes. Se requiere agilidad en la tramitación de los expedientes, y que se resuelvan de una manera eficaz.

Es necesario que el afectado pueda ser asistido tanto durante el día como durante la noche por policía y técnicos municipales especializados, y debe existir voluntad política y programas de sensibilización e información.

Es fundamental educar y concienciar a los ciudadanos y a nuestros niños y niñas, desde pequeños, en las aulas y en el seno de las familias.

Yomara García Viera, abogada y presidenta de la Asociación Nacional de Juristas contra el Ruido.

Nos preocupamos por temas importantes que afectan a la salud como la seguridad del tráfico, el tabaco, la contaminación ambiental, la contaminación por plástico, pero nos olvidamos de los graves problemas que ocasiona el ruido.

No podemos “normalizar” el ruido. Hay que reconocer y diagnosticar el problema y tratar de solucionarlo

Como es algo inmaterial, “invisible”, no le damo la importancia que tiene hasta que lo padecemos.  Y muchas veces lo invisible hace bastante más daño que lo visible. El ruido enferma gravemente a las personas y origina serios problemas económicos a muchas familias, por ejemplo, cuando tienen que abandonar su vivienda para no enfermar aún más y se ven obligados a pagar la hipoteca además del alquiler de la vivienda a la que se trasladan.  Eso, si tienen suerte de poder pagar ambos gastos. Para la mayoría es inviable asumir ese coste y les acoge la familia, o sencillamente están abocados a enfermar cada día un poco más. Es la tortura de la gota china.

Al igual que hay termómetros que nos indican los grados de temperatura, si hace frío o calor, deberíamos tener en las ciudades, centros escolares, administraciones, hospitales, aparatos “concienciadores” que nos indiquen los decibelios (dB) a los que estamos sometidos. Ya existen, y técnicamente es posible.

No podemos “normalizar” el ruido. Hay que reconocer y diagnosticar el problema y tratar de solucionarlo. Hoy en día, hay técnicas disponibles y empresas especializadas.



R’. ¿La concienciación tiene algo que ver con el ‘endurecimiento’ de las sentencias contra los causantes o ‘permitidores’ del ruido?

YG. Lamentablemente, la conciencia sobre el ruido se adquiere a golpe de resolución judicial. En la actualidad, aún encontramos “contaminadores que se creen con derecho a hacerlo.

Lamentablemente. la conciencia sobre el ruido se adquiere a golpe de resolución judicial

Es frecuente que la persona afectada por el ruido, además del sufrimiento que está padeciendo, tenga que soportar y escuchar frases  como: “Pero si es de día. No hay límites de día”, “vete del domicilio si te molesta”, “la actividad estaba antes”, “en mi casa hago lo que quiero”, “la actividad tiene todos los permisos y licencias” o “es la tradición”, “siempre se ha hecho así”.

Todas esas afirmaciones carecen de fundamento legal y no legitiman a nadie para hacer ruido, pero aún hay muchas personas convencidas de que en base a ellas está justificado hacer ruido y consideran que hay que aguantarlo. En este aspecto, hay una gran desinformación. No debemos olvidar que prevalece el derecho de los afectados por ruidos a “ser dejados en paz”.

Sigue vigente el principio de que “el que contamina paga”. Además de la responsabilidad en el ámbito penal y de los varapalos a las corporaciones municipales, que son las que en gran medida deben controlar y sancionar este tema.

Cuando el asunto llega al juzgado es cuando en la mayoría de los casos se soluciona, pero se podría haber hecho mucho antes, evitando años de sufrimiento al afectado.

“En mi casa hago lo que quiero”, “la actividad tiene todos los permisos y licencias”,“es la tradición”, “siempre se ha hecho así”

No es hasta que llega la sentencia cuando se entiende por el contaminador que prevalecen los derechos fundamentales a la vida privada y familiar, a la inviolabilidad del domicilio, a la intimidad personal, frente a otros derechos como los empresariales o el derecho al ocio.

Afortunadamente los jueces y magistrados, y el propio TEDH están estimando muchas reclamaciones, exigiendo el cese de las inmisiones, la adopción de medidas correctoras, concediendo indemnizaciones a los reclamantes y clausurando actividades.

Sigue vigente el principio de que “el que contamina paga”. Ello, además de la responsabilidad en la que se incurre en el ámbito penal y de los varapalos que están recibiendo las corporaciones municipales, que son las que en gran medida deben controlar, inspeccionar y sancionar este tipo de infracciones.

Es lamentable que haya casos en los que con un poco de voluntad y un mínimo de interés el problema puede resolverse y, sin embargo, no se hace nada o se hace muy poco al respecto.



R’. ¿Qué podemos y debemos hacer como ciudadanos ante el grave problema de contaminación acústica que afecte a nuestra salud física y psíquica?

YG. No rendirse ni someterse a las presiones. Hay que defender los derechos fundamentales. Hay que denunciar y perseverar.

Lo primero es identificar al causante de las inmisiones por ruido o vibraciones, requerirle extrajudicialmente, intentar de manera firme y educada que cese en la molestia y, si persiste, acudir a un letrado especializado.

Hay 20 letrados especializados en contaminación acústica en Juristas contra el Ruido que cubren el territorio nacional

Presentar denuncia ante el Ayuntamiento, ante el Defensor del Pueblo, solicitar inspecciones de los técnicos municipales, y personarse en los expedientes de denuncia administrativos y sancionadores para tener conocimiento de lo que va aconteciendo y hacer las alegaciones que procedan.

Obtener pruebas médicas y psicológicas, fotografías, videos, mediciones, informes periciales, actas de presencia notarial, testigos. Si no se resuelve el tema ni por el Ayuntamiento ni extrajudicialmente, acudir a la vía judicial.

El letrado le asesorará de cual es la vía más adecuada. Hay 20 letrados en Juristas contra el Ruido. Intervenimos en todo el territorio nacional.

La plataforma conRderuido.com está haciendo una labor importantísima de visibilidad y concienciación del problema que genera el ruido para la salud y la convivencia

R’. conRderuido.com ha cumplido dos años, ¿cuál ha sido la experiencia de la Asociación que preside  en este tiempo de colaboración para hacer visible este problema e informar de sus aspectos jurídicos?

La plataforma conRderuido.com está haciendo una labor importantísima de visibilidad y concienciación del problema que genera el ruido para la salud y para la convivencia. Es fundamental apoyar este tipo de iniciativas y aportar nuestro conocimiento y experiencia como abogados especializados.

Tenemos que seguir haciendo mucho ruido contra el ruido

Agradecemos la iniciativa. Es imprescindible la difusión y la concienciación del grave problema de la contaminación acústica de una manera seria y rigurosa. Como he dicho, está todo por hacer.

Desde Juristas contra el Ruido procuramos informar con nuestros artículos de todas y cada una de las áreas en las que el ruido está presente.

Esta materia es muy amplia, y hay problemas de actividades clasificadas, relaciones de vecindad, mascotas, fiestas populares, ocio nocturno, terrazas, infraestructuras, alquiler vacacional,  servicios municipales de limpieza, etc.

Confío en que sigamos colaborando. Tenemos que seguir haciendo mucho ruido contra el ruido. Es necesario dar visibilidad a este problema.



De buena tinta… Yomara García Viera, Juristas contra el Ruido

Abogada y Presidenta de Juristas contra el Ruido

  • Presidenta de la Asociación Nacional Juristas contra el Ruido.
  • Abogada ejerciente del Ilustre Colegio de Abogados de Las Palmas de Gran Canaria.
  • Licenciada en Derecho y Diplomada en Gestión Empresarial (CEU).
  • Máster en Derecho Marítimo.
  • Máster en Derecho Urbanístico.
  • Intervención como ponente en diversas jornadas y cursos de contaminación acústica, entre ellos a policías locales, policía autonómica y técnicos de la Administración.

Un comentario en “Contaminación acústica, salud y justicia”

  • Me gustaría que ustedes me ayudaran urgentemente antes de que me tire por la ventana. Me marché de la zona donde vivía en Granada debido al exceso de ruido de dos vecinos y de unos chicos moteros que no tenían respeto por nadie. Me traslado a vivir a Málaga y a los dos meses comienzan una obra horrible en el aparcamiento. Las obras han sido, según todos los vecinos del barrio, para blanquear dinero, pues el aparcamiento estaba en perfectas condiciones. LLevamos 4 meses aguantando ruido y polvo y yo estoy con medicación. Si lo denuncio yo o nos unimos los vecinos, ¿podría/mos ganar el caso?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe nuestro NEWSLETTER con nuevos contenidos

Al enviar mi alta acepto las Políticas de Privacidad