Sonidos traumáticos: la ‘sordera del cazador’

La sordera del cazador – AG Bell conRderuido.com

  • La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que durante la práctica de la caza el ruido de los disparos llega a superar los 150 decibelios.

  • Un cazador que no usa protección tiene cuatro veces más probabilidades de padecer problemas de audición que el resto de la población.

La “sordera del cazador” es un daño crónico en el oído interno tras la exposición a sonidos traumáticos

En temporada de caza, las monterías y batidas reúnen a cazadores de toda España. Pero como en toda actividad lúdica hay que tomar algunas precauciones.

La “sordera del cazador” es un daño crónico en el oído interno por sonidos traumáticos superiores a 85 decibelios

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que durante la práctica de la caza el ruido de los disparos llega a superar los 150 decibelios.

La conocida como “sordera del cazador” es un daño crónico en el oído interno tras la exposición a sonidos traumáticos que exceden los 85 decibelios. Resulta fundamental adoptar medidas de prevención entre los muchos aficionados que existen en España.

Las razones para no usar protección para los oídos que esgrimen los cazadores van desde la sensación de estar aislado del ambiente, el precio o porque los sistemas de protección hacen sudar.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que durante la práctica de la caza el ruido de los disparos llega a superar los 150 decibelios.

El efecto de un disparo para el oido

AG Bell International aconseja a los cazadores que extremen el cuidado de su audición y se protejan del daño que causan los disparos. El efecto de un disparo de arma larga se puede comparar con la estancia durante 40 horas en un taller con maquinaria pesada.

El efecto de un disparo de arma larga se puede comparar con 40 horas en un taller de maquinaria pesada

Se estima que un cazador que no usa protección tiene cuatro veces más probabilidades de padecer problemas de audición que el resto de la población.

En muchos casos, la pérdida auditiva derivada de esta práctica suele ir asociada con la edad. Las células ciliadas de la cóclea, que responden a las frecuencias altas del sonido, son las más afectadas por los disparos.

Por eso, se da una pérdida auditiva en las frecuencias agudas y también pueden aparecer acúfenos. Para comprobar el nivel de audición se recomienda acudir a revisiones audiológicas periódicas.

La mejor prevención consiste en usar protectores: pasivos, como los tapones, o activos con filtros que permiten al cazador oír los sonidos del entorno y protegerle ante el ruido del disparo. Si desea saber más sobre cómo proteger su audición puede consultar con AG Bell International.

Se estima que un cazador que no usa protección tiene cuatro veces más probabilidades de padecer problemas de audición que el resto de la población.

Acerca de AG Bell International

AG Bell International trabaja para mejorar la calidad de vida de las personas con sordera y con hipoacusia.

Los objetivos de la organización son:

  • Que todas las familias reciban información y apoyo para que sus hijos con pérdida auditiva puedan escuchar y hablar

  • Que los profesionales estén altamente cualificados

  • Que los líderes de políticas públicas aborden de manera efectiva las necesidades de las personas con pérdida auditiva

  • Que la sociedad contribuya a que las personas con pérdida auditiva participen en condiciones de igualdad.
TAGS ruido

PERFIL DEL AUTOR

Con R de Ruido

Con R de Ruido es un espacio digital para prevenir y buscar soluciones al ruido. Desde los aspectos jurídicos, hasta los relativos a la salud, pasando por la investigación, este exclusivo portal ofrece información profesional que permite a los ciudadanos acortar los tiempos de conocimiento de la problemática sobre el Ruido y tomar las decisiones más efectivas. Con R de Ruido es un punto de encuentro de personas, instituciones, administraciones y empresas, que proponen una nueva forma de afrontar los problemas de la sociedad actual.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe nuestro NEWSLETTER con nuevos contenidos

Al enviar mi alta acepto las Políticas de Privacidad