Menos aviones, menos contaminación


Menos aviones, menos contaminación – Decrecimiento de la aviación: la reducción del transporte aéreo de manera justa’ – Ecologistas en acciónconRderuido.com

  • Una publicación pionera cuyo objetivo es evaluar con rigor el impacto real de la aviación y poner encima de la mesa medidas concretas y realistas para reducir el número de vuelos para un sistema de movilidad justo y sostenible.

  • Aparte del dióxido de carbono, los aviones producen otros elementos nocivos (metano, ozono, hollín, estelas y nubosidad inducida) con mayor impacto climático que el CO₂. La aviación causa entre el 5 % y el 8 % del calentamiento global, de acuerdo con los datos del estudio.

El objetivo es evaluar el impacto de la aviación y establecer medidas concretas  para reducir el número de vuelos en un sistema de movilidad justo y sostenible

Ecologistas en Acción ha presentado el informe ‘Decrecimiento de la aviación: la reducción del transporte aéreo de manera justa’, en el que se analizan los impactos ambientales y sociales de la aviación como medio transporte y se ofrecen medidas como alternativa a la utilización del avión.

A pesar de existir un creciente movimiento global contrario a la expansión de la aviación, hasta la fecha no se habían sistematizado en un documento los impactos sociales y ambientales de la aviación y las posibles medidas para reducir el número de vuelos.

Este informe ha sido elaborado por la red internacional «Stay Grounded», de la que forma parte Ecologistas en Acción, gracias al trabajo conjunto de más de 150 personas expertas y activistas.

Constituye una publicación pionera cuyo objetivo es evaluar con rigor el impacto real de la aviación, así como poner encima de la mesa medidas concretas y realistas para reducir el número de vuelos como forma de construir un sistema de movilidad justo y sostenible.

La aviación causa más del 5 % de las emisiones totales

A pesar de que la industria de la aviación señala repetidamente que las emisiones del sector representan solo el 2 % de las emisiones mundiales de CO₂, según el informe de «Stay Grounded», los efectos ambientales de la aviación no se detienen ahí.

La Comisión Europea estima que en 2050 las emisiones de gases de efecto invernadero de la aviación podrían ser entre cuatro y ocho veces superiores al nivel actual

Aparte del dióxido de carbono, los aviones producen otros elementos nocivos (metano, ozono, hollín, estelas y nubosidad inducida) con mayor impacto climático que el CO₂.

Todo ello hace que, hoy, la aviación cause entre el 5 % y el 8 % del calentamiento global, de acuerdo con los datos del estudio.

Por otro lado, dadas las expectativas de crecimiento del sector (la industria aeronáutica prevé un crecimiento anual del 4,3 % en las próximas décadas), la Comisión Europea estima que en 2050 las emisiones de gases de efecto invernadero de la aviación podrían ser entre cuatro y ocho veces superiores al nivel actual.

Mientras que las emisiones mundiales de CO₂ aumentaron un 25 % entre 1990 y 2010, las de la aviación se incrementaron más de un 70 % en el mismo periodo.

Reducir el número de vuelos

Dado el enorme impacto de la aviación, «Stay Grounded» y Ecologistas en Acción consideran que es imprescindible adoptar medidas en diferentes ámbitos para reducir el peso del sector en el sistema de transporte y fomentar alternativas más limpias.

Los bajos precios son posibles por las exenciones fiscales de los que goza la aviación, especialmente en la UE

Reducir el tráfico aéreo. El informe analiza una serie de propuestas en este ámbito, como son la prohibición de vuelos de gran proximidad  (caso del Amsterdam-Bruselas, cuya supresión ya ha sido propuesta), la reducción de vuelos de corta y media distancia realizables en tren en el intervalo de unas horas, o la moratoria a la ampliación o construcción de infraestructuras aeroportuarias.

Eliminar el sistema de privilegios de la aviación, que pone en situación de desventaja a otras formas de transporte más sostenibles.

Los bajos precios de los vuelos son posibles gracias a las numerosas exenciones fiscales de los que goza la aviación a nivel global, y especialmente en la UE. Por ello, para frenar el trato de favor a las compañías aéreas, el informe propone:

  • introducción de un impuesto al queroseno similar al de otros combustibles,
  • aplicación del IVA al sector al igual que en el caso de otros medios de transporte,
  • establecimiento de un impuesto al carbono
  • creación de una tasa a los billetes en función de la distancia recorrida.

Penalizar a los viajeros frecuentes con más recursos. Según el estudio, la aviación es un medio de transporte elitista: menos del 10 % de la población mundial ha cogido alguna vez un avión. Sin embargo, las emisiones generadas son sufridas por el conjunto del planeta y sobre todo por las poblaciones más vulnerables del Sur global.

La aviación es un transporte elitista: menos del 10 % de la población mundial ha cogido alguna vez un avión

Para hacer frente a esa injusticia, el informe propone dos medidas: la Tasa a los Viajeros Frecuentes o la Tasa a los Kilómetros Recorridos.

Mientras que la primera encarece progresivamente el precio de los billetes comprados por una misma persona en un periodo de tiempo determinado, la segunda lo hace en función de la distancia del viaje.

Fomentar alternativas al avión, principalmente mediante la inversión en infraestructura ferroviaria. El informe lamenta el desmantelamiento de la red de trenes nocturnos en Europa realizado durante los últimos años, coincidiendo con la puesta en marcha de políticas en favor de las aerolíneas de bajo coste y de la alta velocidad.

Se apunta a la necesidad no solo de recuperar dicha red (como están haciendo Austria y Suecia), sino también de mejorar los sistemas de reservas internacionales, reducir el precio de los billetes y aumentar la coordinación en los transbordos entre trenes nocturnos y diurnos.

Tanto la red «Stay Grounded» como Ecologistas en Acción defienden la reducción significativa de los vuelos como única forma de mitigar el impacto del sector.

Cambio de paradigma: de compensar emisiones a reducir vuelos

Los proyectos de compensación de emisiones o de inversión en combustibles alternativos han demostrado ser inoperantes y contraproducentes

Tal y como muestra el informe, los proyectos de compensación de las emisiones o de inversión en combustibles alternativos (biocombustibles o combustibles sintéticos) llevados a cabo como forma de reducir las emisiones de la aviación, han demostrado ser inoperantes, cuando no contraproducentes.

Tanto la red «Stay Grounded» como Ecologistas en Acción defienden la reducción significativa de los vuelos como única forma de mitigar el impacto del sector.

Pablo Muñoz, responsable de Aviación en Ecologistas en Acción: “Con todos estos datos y ante la inacción de los gobiernos y el desinterés de la industria, debemos estimular un debate riguroso y de calado que impulse la puesta en marcha de políticas claras y ambiciosas de decrecimiento de la aviación. Esta es la razón principal para la creación de la campaña ‘Quédate en Tierra que Ecologistas en Acción va a desarrollar en los próximos meses”.


PERFIL DEL AUTOR

Con R de Ruido

Con R de Ruido es un espacio digital para prevenir y buscar soluciones al ruido. Desde los aspectos jurídicos, hasta los relativos a la salud, pasando por la investigación, este exclusivo portal ofrece información profesional que permite a los ciudadanos acortar los tiempos de conocimiento de la problemática sobre el Ruido y tomar las decisiones más efectivas. Con R de Ruido es un punto de encuentro de personas, instituciones, administraciones y empresas, que proponen una nueva forma de afrontar los problemas de la sociedad actual.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe nuestro NEWSLETTER con nuevos contenidos

Al enviar mi alta acepto las Políticas de Privacidad