Los consejos del pediatra para una completa higiene corporal infantil

Higiene corporal en los niños y niñas – Entrevista al Dr. Juan José Tejado – Pediatra – Hospital Quirónsalud San JoséconRderuido.com

  • Lo más importante para la limpieza de los oídos en los niños es el lavado diario del pabellón auricular con agua y jabón, evitando la entrada de agua en el conducto auditivo.

  • No hay que usar bastoncillos para la limpieza del conducto auditivo externo de los niños ya que, además de poder producir erosiones y empujar tapones de cerumen hacia el interior, también es posible producir una lesión en el tímpano.


“Ensuciarse es una cuestión inevitable y aprender a asearse es fundamental para estar sanos”

El Dr. Juan José Tejado Balsera es pediatra en el Hospital Quirónsalud San José.

Hoy en día, los padres y madres somos conscientes de la importancia de una completa y correcta higiene corporal de los niños y niñas.

Sin embargo, no siempre sabemos cómo debemos actuar, y nos dejamos llevar por los consejos de familiares cercanos y amigos, no siempre acertados.

Con la ayuda del Dr. Juan José Tejado Balsera, especialista en Pediatría en el Hospital Quirónsalud San José, en conRderuido.com realizamos un repaso a las claves para que la ‘hora del baño’ no se convierta en un suplicio y así garantizar una correcta higiene corporal de los niños y niñas.

Y por supuesto, ponemos especial interés en la higiene del oído. ¿Listos? pues preparad las toallas y el patito de goma…

R’. Doctor, ¿qué entendemos por higiene corporal?

Dr. Podríamos definir la higiene corporal como el conjunto de hábitos y actitudes dirigidos a mantener la limpieza del propio cuerpo y una adecuada apariencia personal.

Pero el concepto de higiene infantil va más allá y abarca otra serie de aspectos como la alimentación, el sueño, la postura…

La higiene corporal es fundamental para estar sano, sentirse bien o cómodo con uno mismo e integrarse en el medio social

Centrándonos en el aspecto corporal, hay que tener en cuenta que el hecho de ensuciarse es una cuestión inevitable en la vida de los niños y niñas y que éstos desconocen de forma natural la importancia de la higiene y su mantenimiento.

Por esto, hay que establecer un proceso de aprendizaje cuyo objetivo final debe ser, no evitar ensuciarse, sino saber asearse de manera adecuada como parte fundamental para estar sano, sentirse bien o cómodo con uno mismo e integrarse en el medio social.

R’. ¿Qué pautas debemos seguir para la higiene corporal de los niños y niñas hasta que ya son autosuficientes para realizar esta tarea? ¿Existe un decálogo a seguir?

Dr. Más que establecer un decálogo a seguir, es necesario que padres y madres sepan que hay que insistir en la adquisición de una serie de hábitos higiénicos desde edades tempranas, puesto que así será más probable que se mantengan en etapas posteriores.

Hay que fomentar la autonomía del niño en la medida de lo posible y conforme a su edad, pero lo razonable es que el aseo sea supervisado por un adulto

La infancia es la etapa de la vida donde uno está más predispuesto a aprender.

Este proceso de aprendizaje debe tener lugar de la forma más natural posible dentro del núcleo familiar, principalmente, con motivación y ejemplos positivos que faciliten la incorporación de dichos hábitos en el día a día, sin olvidar la implicación por parte de los centros educativos.

Los niños aprenden, sobre todo, mediante la observación de sus padres y/o hermanos, por lo que es conveniente hacer parte de estas tareas delante de ellos.

Entre estas normas básicas de higiene corporal se encuentran las siguientes:

  • lavado frecuente de manos con agua y jabón especialmente antes de las comidas y después de jugar o ir al cuarto de baño

  • baño por lo general diario con especial atención a ciertas zonas como las axilas, los genitales y la región anal

  • cepillado dental después de cada comida o al menos dos veces al día incluyendo antes de dormir

Es importante fomentar la autonomía del niño en la medida de lo posible y conforme su edad lo permita, pero lo razonable es que el aseo siempre sea sometido a la supervisión final del adulto.

Podríamos definir la higiene corporal como el conjunto de hábitos y actitudes dirigidos a mantener la limpieza del propio cuerpo y una adecuada apariencia personal.

R’. Dentro de la higiene corporal es clave la higiene bucal, la higiene del oído y la higiene genital, pero hay otros aspectos importantes…

Dr. Ciertamente, me parece relevante incluir, además de los citados, la higiene de la piel, la higiene de las manos y los pies, y la higiene de los ojos y la nariz.

R’. Claves para la higiene bucal

Dr. Una adecuada higiene bucodental es clave para prevenir la caries y la gingivitis/enfermedad periodontal, que cobran importancia en los niños en edad escolar. Realmente, hay que preocuparse de la higiene oral desde la ‘erupción’ del primer diente.

El cepillado de los dientes debe ser diario y después de cada comida, al menos dos veces al día después de los 2 años de edad y sobre todo antes de acostarse

El cepillado de los dientes debe ser diario y después de cada comida, al menos dos veces al día después de los 2 años de edad y sobre todo antes de acostarse.

Hay que enseñar a los niños a cepillarse los dientes de forma correcta, con un cepillo adaptado a la boca que habrá de cambiarse como máximo cada 2-3 meses, con movimientos a modo de “barrido” abarcando caras externas e internas durante al menos 2 minutos, y sin olvidar el cepillado de la lengua y el enjuague final con abundante agua.

Previo a la erupción de los dientes de leche puede ser suficiente con limpiar las encías con una gasa húmeda.

Con respecto a los dentífricos, es recomendable, desde la erupción del primer diente, el empleo de pastas dentales fluoradas para asegurar una mayor protección, pudiendo utilizarse aquellas de baja concentración (1.000 partes por millón) y en una pequeña cantidad similar a un “grano de arroz” en niños pequeños para evitar que traguen demasiado flúor.

A partir de los 5 años la pasta dentífrica debe tener un mínimo de 1.450 partes por millón de flúor y la cantidad debe ser equivalente a un “guisante”.

Pueden usarse otros complementos como el hilo dental o los cepillos interdentales, así como los enjuagues bucales

Además, pueden usarse otros complementos como el hilo dental o los cepillos interdentales, así como los enjuagues bucales, especialmente en niños mayores, que ayudan a que la limpieza sea más completa.

Los cepillos eléctricos, aunque pueden ser igualmente eficaces en la limpieza si se utilizan bien, no son recomendados por algunos especialistas.

Es importante supervisar el cepillado dental y la higiene bucal en general en niños menores de 7-8 años.

A partir de los 5 años la pasta dentífrica debe tener un mínimo de 1.450 partes por millón de flúor y la cantidad debe ser equivalente a un “guisante”.

R’. ¿Cuándo debemos acudir con los niños al dentista?

Dr. En todos los programas de revisión de salud se recomiendan visitas periódicas al odontólogo, al menos una vez al año.

Según la Sociedad Española de Odontopediatría sería oportuno comenzar al cumplir el primer año de edad o incluso antes, puesto que se pueden proporcionar las herramientas necesarias para prevenir la caries y otros problemas dentales.

Lo que está claro es que no se debería esperar a que aparezca algún problema para acudir al especialista.

R’. ¿Cuáles son las claves para una correcta higiene del oído en los niños?

El conducto auditivo externo dispone de un mecanismo de ‘autolimpieza’ a través del vello que desplaza el cerumen hacia el exterior

Dr. Lo más importante en la limpieza de los oídos en los niños es el lavado diario del pabellón auricular con agua y jabón.

Hay que evitar la entrada de agua en el conducto auditivo, para lo cual es oportuno que se realice con la cabeza inclinada hacia el lado que se está limpiando.

El conducto auditivo externo no requiere, en principio, una higiene particular puesto que dispone de un mecanismo de “autolimpieza” a través del vello que desplaza el cerumen hacia el exterior.

R’. Los bastoncillos están ‘prohibidos’ en los oídos para los mayores… ¿y para los niños?

Dr. Por supuesto, al igual que en adultos, se desaconseja el uso de bastoncillos de algodón para la limpieza del conducto auditivo externo de los niños ya que, además de poder producir erosiones y empujar tapones de cerumen hacia el interior, también es posible provocar la lesión del tímpano.

No obstante, sí que pueden emplearse para limpiar y secar minuciosamente los pliegues del pabellón de la oreja.

Hay que tener en cuenta que los niños, particularmente aquellos más pequeños en edad escolar, es frecuente que se introduzcan pequeños cuerpos extraños en orificios naturales entre los que se encuentran los oídos.

R’. ¿Cuándo debemos acudir al otorrinolaringólogo?

Dr. En general, siempre que detectemos que puede haber algún problema como son secreciones por el oído (otorrea), disminución de la audición o picor excesivo o persistente en la zona, es necesario consultar con el pediatra quien valorará si es precisa la intervención del otorrinolaringólogo.

Hay que tener en cuenta que los niños, particularmente aquellos más pequeños en edad escolar, es frecuente que se introduzcan pequeños cuerpos extraños en orificios naturales entre los que se encuentran los oídos, pudiendo pasar esto inicialmente desapercibido.

R’. Claves para la higiene genital, diferencia entre el niño y la niña.

Dr. Es importante tener en consideración la higiene íntima o de los genitales externos en los niños y niñas puesto que se trata de zonas más propensas a infecciones e inflamaciones locales.

Es importante la higiene íntima o de los genitales externos en los niños y niñas, se trata de zonas más propensas a infecciones

En el caso de los niños, tras la micción, pueden secarse los restos de orina con papel higiénico cuidando que posteriormente no queden posibles residuos.

Cuando son pequeños conviene extremar la limpieza del prepucio sin forzar su separación con el glande. Conforme se van haciendo mayores y esta separación es natural, hay que retirar la piel de manera suave durante el baño o ducha para su limpieza con agua y jabón.

En niñas es conveniente tener un hábito limpieza de los genitales de delante hacia atrás, tras orinar y realizar deposición, para poder prevenir inflamaciones de la región genital (vulvovaginitis) e incluso infecciones urinarias.

Para ello, es mejor utilizar papel higiénico suave, tratando de evitar las toallitas húmedas. Es importante insistir en estas medidas especialmente tras la retirada del pañal y en el momento de la escolarización, ya que en este periodo son más frecuentes los descuidos.

Es recomendable que se utilice ropa interior de algodón en ambos sexos, evitando los tejidos sintéticos

La limpieza en la bañera o ducha debe realizarse con agua y un jabón suave con pH neutro o ligeramente ácido y de manera manual.

Hay que prescindier del uso de esponjas en la medida de lo posible, con posterior aclarado y secado cuidadoso de la zona para que no queden restos de jabón.

En ambos casos se debe cambiar la ropa interior a diario, después del baño y si se mancha de orina o heces.

Asimismo, es recomendable que se utilice ropa interior de algodón en ambos sexos, evitando los tejidos sintéticos.

Hay que prescindier del uso de esponjas y realizar un posterior aclarado y secado cuidadoso de la zona  genital para que no queden restos de jabón.

R’. ¡Horror, hoy toca lavado de cabeza… preparados para llantos y pataletas… ¿Cómo debemos proceder y por qué es importante?

No hay inconveniente en lavar el pelo a diario, aunque en este caso se recomienda utilizar champús neutros

Dr. La cabeza y el pelo han de mantenerse limpios.

La frecuencia del lavado del cabello va a depender fundamentalmente tanto de la edad del niño y su consiguiente capacidad para ensuciarse como de las características del mismo (normal, seco, graso…).

La frecuencia puede ser mayor en niños/niñas con cabello de tipo graso.

No hay inconveniente en lavar el pelo a diario, aunque en este caso se recomienda utilizar champús neutros para evitar la irritación del cuero cabelludo.

Tras el lavado será necesario secar el pelo con una toalla y realizar un adecuado peinado o cepillado para así eliminar aquellos cabellos que se caen de manera natural.

R’. Doctor, hay otros puntos de higiene especial, como manos, pies… o el ombligo…

Dr. Mención especial requiere la higiene de las manos en los niños, las cuales constituyen un perfecto medio de transmisión de todo tipo de gérmenes.

El lavado de manos con agua y jabón es parte indiscutible de una buena higiene, siendo particularmente importante antes de comer o manipular alimentos, antes y después de ir al baño (ya sea a orinar y/o defecar), tras entrar en contacto con animales o posibles fuentes de contaminación o suciedad, y, en general, cada vez que estén sucias.

Los pies deben lavarse diariamente y terminar con un buen secado que incluya los pliegues entre los dedos

También es fundamental la higiene de los pies. Los pies deben lavarse diariamente, concluyendo la tarea con un buen secado de los mismos que incluya los pliegues entre los dedos.

Dentro de la higiene del ombligo es de obligada referencia la higiene del cordón umbilical en recién nacidos.

Las recomendaciones actuales consisten en un lavado diario con agua y jabón seguido de un secado minucioso de la zona, sin necesidad de realizar curas con soluciones antisépticas de manera sistemática, reservadas para situaciones en las que existan cuidados neonatales y/o medidas higiénicas deficitarios.

R’. ¿Y qué pautas debemos seguir para el cuidado y corte de las uñas?

Dr. Hay que considerar que debajo de las uñas de las manos es normal que se acumule suciedad. Por este motivo, se aconseja el uso de cepillos adecuados para retirar ésta durante el lavado de manos, además de cortar las uñas de manera frecuente y cuidadosa, dándoles una forma redondeada para evitar arañazos, pudiendo realizarse con frecuencia semanal o según se precise.

Al contrario de las manos, las uñas de los pies se deben cortar de forma recta para evitar que acaben encarnándose

Al contrario de lo que sucede en las manos, las uñas de los pies se deben cortar de forma recta para evitar que acaben encarnándose.

R’. ¿Los ojos requieren de algún tipo de higiene especial en el día a día?

Dr. No es necesario realizar ningún tipo de higiene especial a nivel de los ojos ya que las lágrimas son su mecanismo de limpieza natural, por lo que no se aconseja el empleo de jabones o productos de limpieza específicos. Sin embargo, es recomendable que los niños lleven a cabo el lavado diario de los ojos con agua y retirada de posibles secreciones legañosas, especialmente al levantarse por las mañanas.

R’. ¿Y la nariz?

Dr. Las fosas nasales tampoco requieren un proceso de aseo particular a no ser que exista un exceso de mucosidad, en cuyo caso puede ser suficiente con la limpieza de la nariz utilizando un pañuelo limpio y tapando alternativamente cada fosa nasal, evitando expulsar el aire con demasiada fuerza.

Si no basta con eso, se pueden colocar unas gotas de suero fisiológico en ambos orificios para facilitar su eliminación, o realizar un lavado suave de las fosas nasales con la misma solución salina.

Si aparecen los ‘temido’ piojos es conveniente lavar con agua caliente la ropa habitual, las toallas y la ropa de cama, así como realizar después revisiones periódicas del cabello y examinar el pelo de toda la familia.

R’. ¿Qué debemos hacer si a la vuelta del cole el niño o la niña tienen piojos?

Dr. Si se descubre que un niño o niña tiene piojos es conveniente realizar tratamiento con algún preparado antiparasitario eficaz para eliminarlos, generalmente loción de permetrina al 1% que, tras su aplicación.

Se deja actuar durante unos 10 minutos y posteriormente se aclara con agua tibia para retirar a continuación los piojos y liendres con la mano o con un peine especial (lendrera).

La infestación por piojos se puede producir en cualquier ambiente y es conveniente mantener un aseo adecuado para prevenirla

Se repetirá el mismo tratamiento pasados unos 7-10 días. Aunque este tipo de preparados se pueden emplear en niños desde los 3 meses de edad, en lactantes pequeños es mejor retirar piojos y liendres con la mano.

Adicionalmente, se puede usar una mezcla a base de agua y vinagre para facilitar el despegamiento de las liendres, después del antiparasitario.

También es conveniente lavar con agua caliente la ropa habitual, las toallas y la ropa de cama, así como realizar después revisiones periódicas del cabello y examinar el pelo de toda la familia.

La infestación por piojos se puede producir en cualquier ambiente y, aunque no está directamente relacionada con una higiene deficiente, sí que es conveniente mantener un aseo adecuado para prevenirla.

No está justificado el tratamiento preventivo con lociones u otro tipo de productos para parásitos.

Es necesario insistir en la importancia que la higiene corporal tiene en la salud y en el bienestar con uno mismo y con los demás

R’. ¿Cómo debemos educar y concienciar a nuestros hijos para que realicen una correcta higiene corporal?

Dr. Es fundamental enseñar a nuestros niños y niñas unos hábitos de higiene corporal correctos.

Y fomentar, paulatinamente, su autonomía en el proceso tan pronto como sea posible, sin abandonar la supervisión del aseo e insistiendo en los puntos clave junto a ellos.

Es necesario insistir a los niños y niñas en la importancia que la higiene corporal tiene en la salud y en el bienestar con uno mismo y con los demás.



PERFIL DEL AUTOR

Jesús Larena

Licenciado en Ciencias de la Información, Periodismo y Diplomado en Relaciones Públicas y Publicidad. 25 años de experiencia profesional. Prensa, radio, televisión, contenido digital y redes sociales. Comunicación integral: corporativa, financiera, digital, crisis.


Un comentario en “Los consejos del pediatra para una completa higiene corporal infantil”

  • Avatar
    Zulay La Cruz 05/11/2019 14:00

    Buenos Días ! Muy interesante la información ! refuerzo de lo aprendido por nuestra madre. Ahora bien mi nieta (la tengo y la cuido desde que nació ) tiene una condición es Acondroplasica . Me esta costando enseñarla o que ella se realice una higiene personal sola. tanto bañarse o de ir al baño ) no se como hacer. yo le complemento el baño y bañarse. tiene ya 11 años .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe nuestro NEWSLETTER con nuevos contenidos

Al enviar mi alta acepto las Políticas de Privacidad