Conecta con nosotros

Alta Fidelidad

Ruido, mucho, mucho ruido

Sólo conozco a una persona a la que no le guste la música. Tengo que reconocer que, cuando me lo dijo, me quedé bastante perpleja. Hasta ese momento concebía que cada uno tenemos diferentes gustos musicales pero no sabía que para alguien podían ser nulos.

Ruido, mucho, mucho ruido – La ventaja del caracol – Por Carmen G. Campos – Periodista y experta en comunicación


Hay música en las casas, música en las tiendas, música en bares y restaurantes… ¡pero si hay incluso música de ascensor!

Sólo conozco a una persona a la que no le guste la música. Tengo que reconocer que, cuando me lo dijo, me quedé bastante perpleja.

Hasta ese momento concebía que cada uno tenemos diferentes gustos musicales pero no sabía que para alguien podían ser nulos.

Y para esta persona debe ser complejo, porque la música nos acompaña a menudo en nuestro día a día y sin necesidad de llevarla nosotros mismos. Hay música en las casas, música en las tiendas, música en bares y restaurantes… ¡pero si hay incluso música de ascensor!



¿Música o castigo para los oídos?

Es cierto que hay determinados sonidos que para algunos pueden ser música y para otros simplemente un castigo para los oídos.

En mi caso he aprendido a reconocer la musicalidad del Heavy, género que hace años ni me paraba a escuchar y que ahora es parte de mis viajes y de las mañanas de mis sábados.

Sin embargo, no soy capaz de escuchar conciertos de música clásica, la gran cantidad de instrumentos tocando al unísono me provocan cierta saturación auditiva. Quizás dentro de unos años sea capaz de valorar y disfrutar de esa maravillosa experiencia.

La grandeza de la música es que es hay tanta variedad y tanta cantidad que siempre hay una canción que encaja en cada situación. Quizás por este motivo en determinados momentos de la Historia, la música ha sido censurada y prohibida para que no retransmitiera verdades que era mejor acallar.

Ruido, por Joaquín Sabina

Y precisamente para este contexto y en esta web ninguna canción más apropiada que “Ruido” de Joaquín Sabina. Imposible no cantarla al leerla…


Ella le pidió que la llevara al fin de mundo,
Él puso a su nombre todas las olas del mar,
Se miraron un segundo,
Como dos desconocidos.


Todas las ciudades eran pocas a sus ojos,
Ella quiso barcos y él no supo qué pescar,
Y al final números rojos
En la cuenta del olvido,
Y hubo tanto ruido
Que al final llegó el final.


Mucho, mucho ruido,
Tanto, tanto ruido,
Tanto ruido y al final
Por fin el fin
Tanto ruido y al final…

Mucho, mucho ruido,
Ruido de ventanas,
Nidos de manzanas
Que se acaban por pudrir.

Mucho, mucho ruido,
Tanto, tanto ruido,
Tanto ruido y al final
Por fin el fin
Tanto ruido y al final…



Hubo un accidente, se perdieron las postales,
Quiso Carnavales y encontró fatalidad.
Porque todos los finales
son el mismo repetido
Y con tanto ruido
No escucharon el final


El ruido del mar

Descubrieron que los besos no sabí­an a nada,
Hubo una epidemia de tristeza en la ciudad.
Se borraron las pisadas,
Se apagaron los latidos,
Y con tanto ruido
No se oyó el ruido del mar.


Mucho, mucho ruido,
Ruido de tijeras,
Ruido de escaleras
Que se acaban por bajar


Mucho, mucho ruido,
Tanto, tanto ruido
Tanto ruido y al final
Tanto ruido y al final
Tanto ruido y al final
La soledad.


Ruido de tenazas,
Ruido de estaciones,
Ruido de amenazas,
Ruido de escorpiones
Tanto, tanto ruido

Ruido de tenazas,
Ruido de estaciones,
Ruido de amenazas,
Ruido de escorpiones
Tanto, tanto ruido

Ruido de abogados,
Ruido compartido,
Ruido envenenado,
Demasiado ruido


Ruido platos rotos,
Ruido años perdidos,
Ruido viejas fotos,
Ruido empedernido



Contagioso ruido

Ruido de cristales,
Ruido de gemidos,
Ruidos animales,
Contagioso ruido


Ruido mentiroso,
Ruido entrometido,
Ruido escandaloso,
Silencioso ruido


Ruido acomplejado,
Ruido introvertido,
Ruido del pasado,
Descastado ruido


Ruido acomplejado,
Ruido introvertido,
Ruido del pasado,
Descastado ruido

Ruido de conjuros,
Ruido malnacido,
Ruido tan oscuro
Puro y duro ruido

Ruido qué me has hecho,
Ruido yo no he sido,
Ruido insatisfecho,
Ruido a qué has venido


Ruido, ruido, ruido

Ruido como sables,
Ruido enloquecido,
Ruido intolerable,
Ruido incomprendido


Ruido de frenazos,
Ruido sin sentido,
Ruido de arañazos,
Ruido, ruido, ruido


Licenciada en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid y Máster en Protocolo y Comunicación. Quince años de experiencia profesional, tanto en periodismo como en el ámbito de la comunicación empresarial y las relaciones públicas. En la serie de artículos 'La ventaja del caracol' mira a su alrededor "para ver qué nos condiciona y cuestionar lo que siempre hemos dado como bueno".

Deja tu comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

publicidad

El ruido durante el embarazo, ¿afecta al bebé?

Noticias

El otorrinolaringólogo que ‘silencia’ los acúfenos

Noticias

Ruido, riesgo para la salud y la convivencia

Noticias

¡Peligro, trauma acústico!

Noticias

Connect
Newsletter Signup

Recibe nuestro NEWSLETTER con nuevos contenidos

Al enviar mi alta acepto las Políticas de Privacidad