Ruido en el barrio, más que una molestia

Ruido en el centro de Madrid – Saturnino Vera – Asociación de Vecinos Cavas-La latina


El centro de las ciudades se ha convertido en una zona donde vivir es complicado por la problemática del ruido generado por la masificación de una actividad hostelera intensiva.

El centro de las ciudades se ha convertido en una zona donde vivir es complicado por la problemática del ruido de la hostelería

El grado de regulación de esta actividad en materia del ruido sí está legislado, pero la poca o ninguna vigilancia hace que los residentes de estas zonas tengamos que emplear parte de nuestra vida en luchar contra la dejadez de los poderes públicos y de los empresarios desaprensivos que entienden que su actividad es prioritaria a nuestra tranquilidad e intimidad en nuestro ‘castillo’, en nuestro domicilio.

El grave problema del ruido en el centro de Madrid nos llevó a la fundación de la Asociación de Vecin@s Cavas–La Latina de Madrid.



Hostelería y ruido

El estado actual del ruido por la actividad hostelera en el Centro de Madrid es el resultado de una dejadez en el control urbanístico por parte del Ayuntamiento.

El Ayuntamiento de Madrid, lejos de hacer un uso preventivo de sus competencias, no actuó e incluso potenció un tipo de actividad claramente lesiva a la vida residencial: la hostelera. El resultado actual no se puede entender sin conocer la historia de estos últimos 30 años.

El Centro de Madrid, como el de otros Centros Históricos, ha ido pasando por diferentes fases que comparándolo con otras ciudades siguen un mismo patrón:

  • Barrios con edificios de un solo propietario cuyas viviendas están en mal estado y cuyos habitantes pagan alquileres bajos. El tejido empresarial está compuesto por comercio de proximidad que da servicio a sus vecinos (alimentación, bares, comidas…) y unas tiendas tradicionales que ofrecen productos especializados al resto de la ciudad (en La Latina había un gran mercado y tiendas de semillas, productos de labranza, velas, hilos, cerámica de uso doméstico y hostelero…)

El ruido por la actividad hostelera en el Centro de Madrid es el resultado de una dejadez en el control urbanístico por parte del Ayuntamiento

  • Un proceso de gentrificación provocado por la venta de inmuebles muchas veces de herederos que preferían desprenderse de los edificios antes que rehabilitarlos. La compra de las viviendas principalmente por matrimonios jóvenes que emplearon bastante dinero y esfuerzo en rehabilitar los edificios y viviendas con algunas ayudas del Ayuntamiento hizo que el centro se vea como actualmente se puede visitar.
  • Una vez rehabilitado el Centro Histórico el Ayuntamiento y Comunidad de Madrid comienzan a publicitar la ciudad turística en ferias internacionales (ellos lo llaman “poner en valor”), levantan o no aplican restricciones urbanísticas para que cualquier actividad existente pueda reemplazarse por otra. La dejadez del control de la implantación de actividades comienza a notarse en la vida de los vecinos y empezamos organizarnos ante el alarmante incremento del ruido.
Saturnino Vera: “Para los políticos la economía era mucho más importante que el bienestar de los residentes”.

Punto sin retorno contra el ruido

Llegado a este punto ya no hay retorno. Cada vez más vecinos protestan por los bares que tienen debajo de sus casas. Llegó el momento de fundar la Asociación de Vecinos Cavas-La Latina con un único objetivo, luchar contra la problemática del ruido con una hoja de ruta preestablecida:

  • denuncia del problema en los medios de comunicación
  • interlocución con el ayuntamiento y partidos políticos
  • movilizaciones

Llegó el momento de fundar la Asociación de Vecinos Cavas-La Latina con un único objetivo, luchar contra la problemática del ruido

Al Ayuntamiento le informamos de las molestias que generan los locales y el descontrol nocturno de ruidos y solicitamos que ejerzan un control sobre las licencias de locales claramente ilegales.

Estas reuniones siempre son entre vecinos y administración sin abogados que nos asesoren y todo de palabra, sin escritos registrados que documenten el problema (craso error).

Todas las alarmas se encienden cuando la propia Administración nos da la razón confirmándonos que los locales que indicamos no tienen licencia de actividad (casi 40 por ciento en el barrio) y van actuar para regularizar la situación. Resultado: se obliga a los locales a adquirir la licencia de bar o restaurante, empeorando el problema al estar legalizados, hablamos del año 2005/6.

Los medios de comunicación siempre dieron buena acogida a nuestras reivindicaciones y salíamos casi semanalmente en programas de televisión, radio y prensa escrita. Pero no hacía mucha mella en los políticos y raras veces se sentían molestos, para ellos la economía era mucho más importante que el bienestar de los residentes.


Viñeta concienciación contra el ruido, exclusiva para conRderuido.com, de los dibujantes IDÍGORAS Y PACHI

La Administración nos confirma que un 40 por ciento de los locales del barrio no tienen licencia de actividad

STOP Ruidos… AYUNTA-MIENTO Culpable

A raíz de la Ley Antitabaco de 2006 empeora mucho el problema, ya que sirvió para que el ayuntamiento abriera la veda para poner mesas por el barrio en cualquier sitio que tuviera más de 3 metros.

Incluso, se llegaron a peatonalizar calles y ensanchar aceras o cambiar mobiliario de plazas para facilitar su implantación.

El ensanche de una acera y quitar plazas de aparcamiento a residentes fue el desencadenante de la primera movilización. Una campaña de pancartas en balcones cuyos lemas eran tres y un nexo común: AYUNTA-MIENTO culpable seguido por  STOP Barrio de Alcohol, STOP Ruidos y STOP Incumplimiento Ordenanzas.

En un barrio turístico como La Latina, 140 pancartas se notaron mucho, pero el Ayuntamiento seguía sin mover ficha. En tres ocasiones tuvimos que acudir al Defensor del Pueblo:

  • una por los locales sin licencia
  • otra por la no publicación de las calles que componen el recinto ferial
  • y la última por las Viviendas de Uso Turístico

En todas ellas el Ayuntamiento se ha llevado un tirón de orejas y en la última la Comunidad de Madrid.



La unión hace la fuerza también contra el ruido

A partir de este momento contactamos con una abogada y comenzamos a denunciar con unos modelos y registramos todos los escritos que presentábamos al Ayuntamiento. El fin último era llevar a los tribunales al ayuntamiento pero el cambio de gobierno municipal hizo que no presentáramos la denuncia.

La unión de varias Asociaciones Vecinales de Centro en 2008 (Chueca, Austrias, Letras Plaza Mayor y Cavas) hizo que nuestras voces fueran más fuertes y que el discurso del ruido pasara a ser de un barrio (23.000 habitantes) a todo el Distrito (150.000 habitantes), llegamos a presentar una denuncia antes la Fiscalía de Medio Ambiente de Madrid contra Gallardón, Ana Botella y los concejales del Distrito Centro.

Llegamos a presentar una denuncia antes la Fiscalía de Medio Ambiente de Madrid contra Gallardón, Ana Botella y los concejales del Distrito Centro

Aunque se desestimó, creemos que llegó a calar en el propio Ayuntamiento y algunos partidos, con lo que provocamos la necesidad de que se instrumentalizara una figura legal contra el ruido que es la ZPAE (Zona de Protección Acústica Especial) para todo el Distrito Centro.

Las mediciones acústicas eran alarmantes (picos de 75 dB en horario nocturno), se pueden ver en la memoria del enlace que el propio ayuntamiento tiene en su web. Esta norma no tiene ninguna medida efectiva que baje el ruido. Contempla la formación en materias del ruido a Policías Municipales que no se ha hecho. Contempla una comisión de seguimiento que jamás se ha reunido.

Y no recogió ninguna de las alegaciones que la Asociaciones presentamos y que si harían bajar el ruido: objetivo único para que se elaboró la norma. Lo único efectivo es que no han podido implantarse legalmente ningún nuevo local de hostelería, que algo es.

Saturnino Vera: “Las mediciones acústicas eran alarmantes (picos de 75 dB en horario nocturno)”.

Pensamos que un Ayuntamiento de izquierdas no podía dejar a sus vecinos tirados en este lodazal sin tomar medidas y exigir el cumplimiento de las ordenanzas

Vecinos en el ‘lodazal’ del ruido

El cambio de gobierno hizo que tuviéramos esperanzas de que el problema mejoraría. Pensamos que un Ayuntamiento de izquierdas no podía dejar a sus vecinos tirados en este lodazal sin tomar medidas y exigir el cumplimiento de las ordenanzas.

Pese al enorme esfuerzo de reuniones que hemos mantenido a fecha de hoy no se ha implementado ninguna medida efectiva contra el ruido, no se ha cambiado ninguna ordenanza y el resultado es que las mediciones realizadas en 2017 (que están solicitadas y no nos las hacen llegar) según el discurso del Ayuntamiento es que “ha mejorado en algunos puntos”. Lo que no dicen es que en otros no han mejorado y que siguen por encima de los valores establecidos.


‘¡Doctora, mi bebé no oye bien…!” – conRderuido.com te recomienda la entrevista a la Dra. Adriana Agüero

Querella a la vista contra el equipo municipal

Siguen sin contemplar la reducción de horarios en locales de hostelería y no hay medidas adicionales sobre las terrazas

Tenemos esperanzas en que Madrid Central (templado de tráfico en el Distrito) reduzca los valores del impacto del ruido del transporte, pero sin vigilancia de las actividades molestas por parte de la policía municipal a pie de calle, sin tocar la ordenanza de terrazas y sin aplicar la ordenanza del ruido (OPCAT) en materia de puertas abiertas, locales con música, etc., vemos que seguiremos igual dentro de 5 años.

Recientemente han presentado la revisión de la ZPAE de 2012 y siguen sin contemplar la reducción de horarios en locales de hostelería y no hay medidas adicionales sobre las terrazas. Esto supone eternizar el problema, lo que seguramente desemboque en una querella contra el equipo municipal actual.

TAGS ruido

PERFIL DEL AUTOR

Saturnino Vera

Vive desde hace 30 años en pleno Centro de Madrid, en el barrio de La Latina del Distrito Centro. Es informático (analista de sistemas de gestión) y trabaja en una oficina, también en el Centro de Madrid, y a ratos en casa. Las circunstancias hacen que sea socio fundador de la Asociación Cavas La Latina y durante los últimos 10 años presidente de la misma. La Asociación tiene 200 socios. Ha participado en la Mesa del Ocio de Madrid y la Asociación forma parte de la Coordinadora de Asociaciones de Vecin@s de Madrid Centro. También forman parte de la Federación de Asociaciones de Madrid.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe nuestro NEWSLETTER con nuevos contenidos

Al enviar mi alta acepto las Políticas de Privacidad