Conecta con nosotros

Alta Fidelidad

¡Madrid, Madrid, Madrid…!

Para quienes vivimos y no nacimos en una ciudad como Madrid, aquello que aprendemos nada más llegar es que pocos y pocas son realmente los nacidos aquí. Pocos y pocas a diferencia de otras regiones de España puedan decir que tienen varios antecesores y antecesoras propios de esta Comunidad. A lo largo de los 20 años que vivo en España, he ido viendo cómo esta ciudad ha dado paso en los llamados barrios más castizos a la diversidad cultural.

¡Madrid, Madrid, Madrid! – Nuestros nuevos/as vecinos/as – Por Laura Quiun



Para quienes vivimos y no nacimos en una ciudad como Madrid, aquello que aprendemos nada más llegar es que pocos y pocas son realmente los nacidos aquí.

Pocos y pocas a diferencia de otras regiones de España puedan decir que tienen varios antecesores y antecesoras propios de esta Comunidad.

A lo largo de los 20 años que vivo en España, he ido viendo cómo esta ciudad ha dado paso en los llamados barrios más castizos a la diversidad cultural.

Madrid, a día de hoy, vayas por el lugar que vayas es un auténtico crisol cultural

Madrid, diversidad y diferencias

A día de hoy, convivimos con personas nacidas en otros puntos del territorio, junto a personas de distintos países latinoamericanos, africanos, orientales y otros países europeos. Madrid, a día de hoy, vayas por el lugar que vayas es un auténtico crisol cultural.

Madrid, por su propia diversidad, acoge con apertura a lo diferente, rápidamente te haces a ella y a sus expresiones a pesar que en ocasiones mantengas tu acento. Aquello que une es la forma común de nombrar las cosas, lo cual en buena cuenta no es sino un reflejo de cómo te relacionas con ellas.

A pesar de todo ese espacio común, a pesar que todos y todas en nuestra gran mayoría tengamos algo que nos une, el hecho de ser ‘de fuera’, la situación legal en la cual nos encontremos hará que afloren importantes diferencias.

Foto: DPNB

Voltear, hablar, compartir, preguntar…

No es lo mismo ser un sin papeles, ni alguien que tiene que renovar su estancia, de alguien que puede pasear ‘con pleno derecho’ por la ciudad. Tal como recoge Joseba Achotegui, quienes se encuentren en las dos primeras posiciones tendrán contacto con un mayor número de estresores, los cuales impactaran en su salud mental.

Aunque en su conjunto los tres grupos tendrán que crear una nueva red social. Esto para algunos resulta todo un reto y es una auténtica necesidad. Dado que si bien el contar con un trabajo y medios para vivir es importante, como el saber que puedes voltear y puedes hablar, compartir, preguntar… todo aquello que harías de normal en tu ciudad.

Una amiga mía suele decir, “una pena entre dos es menos atroz”, nada más cierto en estos casos

Una amiga mía suele decir, “una pena entre dos es menos atroz”, nada más cierto en estos casos. Las distintas situaciones difíciles que como extranjero enfrentas en tu día a día se hacen menos duras si tienes donde voltear.

Ese donde voltear, en ocasiones es un donde preguntar, un donde contar o un donde escuchar como lo hicieron.

La luz del conocimiento la podemos adquirir en libros tanto como con en personas que nos acompañen en nuestro recorrido, junto con el sentido crítico y de la reflexión.



Vecino y vecinas

Queridos y queridas vecinos y vecinas, las relaciones son bidireccionales. Quizá con este traslado de territorio, con este periodo de adaptación, no estemos en plena forma; sin embargo, más allá de nuestra comida, nuestras fiestas, nuestra música, también tenemos otras cosas que compartir.

Quizá con este traslado, con este periodo de adaptación, no estemos en plena forma; sin embargo, más allá de nuestra comida, fiestas, música, tenemos otras cosas que compartir

La forma como nos enfrentamos a las cosas cambia según nuestro país de origen, según las posibilidades de más o de menos. Esto hace que desarrolles ciertas habilidades, ni mejores ni peores, las cuales en conjunción con aquellas que adquirimos en tu día a día en contacto con nuestro contacto contigo hace que juntos y juntas podamos ser más.

La forma como nos relacionamos cambia también según el lugar del cual venimos, del mismo modo que la forma como vemos el mundo. Este intercambio de experiencias puede resultar bueno para los/as unos/as y para los/as otros/as.

Posiblemente, por nuestra necesidad de integrarnos y de encontrar un medio de vida, hayamos adquirido la habilidad de poder explorar hasta lo inexplorable, posibilidades que están abiertas para ti y que posiblemente desconozcas. ¿Y si compartimos estos conocimientos?

Hace poco leí una entrevista a una de las directoras de uno de los viveros de empresas de Madrid. Señalaba que en ese vivero, en concreto, habían acompañado a la constitución de empresas a numerosas personas extranjeras.

El proceso de acompañamiento que cuentan los viveros el tiempo que estas con ellos hace que el porcentaje de éxito de las empresas de nueva creación sea aún más alto. Esta persona señalaba que el número de nacionales era menor aduciendo la existencia de falta de información.

Fotos: DPNB

He vivido en tres ciudades de España, y puedo compartir que en todas y cada una de ellas he tenido este choque con lo nuevo

Quiero invitarte a escuchar

He vivido en tres ciudades de España, y puedo compartir que en todas y cada una de ellas he podido conocer a grandes personas y no por ello dejar dejar de vivir el choque cultural, gracias al cual he podido adquirir distintos aprendizajes, unos que van más allá de la forma de trabajar o estudiar y que no son sino la forma de hacer frente a la vida.

Queridos vecinos y vecinas, con este post simplemente quiero invitarte a escuchar, a poder acercarte más allá de las diferencias que percibas a tus otros vecinos y vecinas, seas de aquí o seas de allá: somos personas al fin y al cabo, con nuestra propia vida y nuestras propias experiencias, las cuales no son ni mejores ni peores.

Como a todos, habrá gente que te guste más y otra menos, pero lo que si te puedo asegurar es que una vez intercambies un poco de espacio con ellos y con ellas, habrás adquirido algo más de conocimiento. Y para aquellos/as que vinimos de fuera, este paso hará que entremos en un nuevo espacio, que no es el que dejamos, ni al que llegamos, sino uno nuevo en el que las cosas que trajimos dejaron de serlo y mutaron incluyendo algo de allí y de aquí.

(Foto de cabecera: Exposición de Aquí a Lima, Instituto Cervantes, junio 2014 – IS Creative Studio)


Comunicadora Social, Doctora en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid, Coach Ejecutiva y Associate Member del International Society for Coaching Psychology. Mi trabajo a nivel de investigación aborda un análisis de las estrategias de afrontamiento de las personas afectadas por acoso y la forma como estas influyen en los efectos derivados de la agresión. Hace énfasis en aquellos aspectos que contribuyeron en la conformación de este estilo de respuesta.

Deja tu comentario

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

publicidad

El ruido durante el embarazo, ¿afecta al bebé?

Noticias

El otorrinolaringólogo que ‘silencia’ los acúfenos

Noticias

Ruido, riesgo para la salud y la convivencia

Noticias

¡Peligro, trauma acústico!

Noticias

Connect
Newsletter Signup

Recibe nuestro NEWSLETTER con nuevos contenidos

Al enviar mi alta acepto las Políticas de Privacidad