¿Por qué suspendemos en el cuidado del oído?

Los ciudadanos suspenden en el cuidado del oído – Entrevista de conRderuido.com al otorrinolaringólogo Dr. Joaquín Alacio, Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo Quirónsalud.

  • “Los ciudadanos sabemos poco sobre el oído, no prestamos la debida atención a un órgano sensorial básico en la relación y en nuestra comunicación“. 
  • “Hay que evitar manipulaciones del conducto muy agresivas, el uso de bastoncillos o preparados publicitarios que afectan a la piel y favorecen las infecciones locales”.
  • “La utilización de células madre en la regeneración de los daños cocleares puede ser un camino en los próximos años.·
  • Discapacidad auditiva, escuchemos el futuro


ENTREVISTA | Dr. Joaquín Alacio, Jefe de servicio de ORL del Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo Quirónsalud

“Los otorrinolaringólogos luchamos cada día para que no se usen los bastoncillos en los oídos”

Repasamos con el Dr Joaquín Alacio los puntos clave para una correcta salud auditiva. Con la ayuda de este prestigioso otorrinolaringólogo conocerás aspectos importantes de nuestro órgano auditivo, fundamental para nuestro bienestar y calidad de vida por su función en nuestra actividad social y de comunicación.

El Dr. Joaquín Alacio es Jefe de servicio de ORL en el Complejo hospitalario Ruber Juan Bravo Quirónsalud

El Dr. Joaquín Alacio es Licenciado en Medicina por la Universidad Complutense de Madrid y especialista en Otorrinolaringología en el Complejo Hospitalario Ruber Juan Bravo.

Combina su actividad asistencial con la participación en Congresos y Cursos de Otorrinolaringología y en la formación de residentes.

En la actualidad, el Dr. Joaquín Alacio es Jefe de servicio de ORL en el Complejo hospitalario Ruber Juan Bravo Quirónsalud y especialista en oncología de cabeza y cuello en el Hospital de la Princesa de Madrid.

Dr. Joaquín Alacio, Jefe de servicio de Otorrinolaringología del Complejo hospitalario Ruber Juan Bravo Quirónsalud.

R’. Doctor, ¿qué sabemos los ciudadanos sobre el oído?

Joaquín Alacio. Sabemos poco, no prestamos la debida atención a un órgano sensorial básico en la relación y en nuestra comunicación.

No prestamos cuidados adecuados a la higiene del conducto auditivo externo o a nuestros hábitos de conducta auditivos, ni hacemos controles periódicos suficientes de la misma forma que lo hacemos con otros sentidos como el visual.

No prestamos la debida atención a un órgano sensorial básico en la relación y en nuestra comunicación

R’. ¿Sólo pensamos en nuestro órgano auditivo cuando nos duele?

JA. Es evidente y también lógico que solo nos preocupemos cuando “algo va mal”, tanto por dolor como por mala función: pérdida de audición, ruidos, vértigos, etc.

R’. Descríbanos el órgano auditivo, ¿de qué partes se compone y cuáles son las funciones de cada una de esas partes?:

  • Oído externo, formado por el pabellón auricular (oreja) y el conducto auditivo externo.
  • Oído medio, formado por la caja timpánica con la membrana timpánica, cadena de huesecillos (martillo, yunque y estribo), la trompa de Eustaquio y las cavidades mastoideas.
  • Oído interno, formado por la cóclea (caracol) con el órgano de la audición y el laberinto posterior formado por el vestíbulo y los conductos semicirculares que participan en la estabilidad postural y el equilibrio.
Dr. Joaquín Alacio: “Los ciudadanos sabemos poco sobre el oído, no prestamos la debida atención a un órgano sensorial básico en la relación y en nuestra comunicación”. 

El oído externo recoge las ondas sonoras y las dirige a la membrana timpánica que al vibrar y por efecto de la cadena de huesecillos amplifica este sonido y lo trasmite a los líquidos del oído interno

Sonido, equilibrio y vértigo

El oído externo recoge las ondas sonoras y las dirige hacia la membrana timpánica que al vibrar y por efecto de la cadena de huesecillos amplifica este sonido y lo trasmite a los líquidos del oído interno.

En el oído interno está el órgano sensorial propiamente dicho que trasforma la energía mecánica de la onda sonora en un impulso eléctrico que se trasmite por las vías centrales y llega hasta el cerebro en la circunvolución temporal donde se identifica y reconoce el sonido.

Los órganos del laberinto posterior participan en el equilibrio y su alteración produce episodios de vértigo.



R’. ¿Cuáles son las principales amenazas del oído y cómo afectan a nuestra salud y bienestar?

JA. El uso de irritantes a nivel del conducto auditivo externo (CAE) como bastoncillos, la higiene inadecuada y la automedicación.

Amenazas del oído: uso de irritantes en el conducto auditivo externo como bastoncillos, higiene inadecuada y automedicación

Las manipulaciones del oído externo. El uso de auriculares y otros amplificadores que someten al oído a intensidades de sonido muy altas y que pueden ser perjudiciales.

Por supuesto, el ruido ambiental y profesional y el uso de medicamentos ototóxicos que, aunque ha descendido aún debe ser tenido en cuenta. Dentro de estos últimos, uno muy habitual es la aspirina común y diversos diuréticos muy utilizados en tratamiento de la hipertensión arterial.

R’. ¿Qué debemos hacer para cuidar de nuestros oídos?

JA. Evitar manipulaciones del conducto muy agresivas, el uso de bastoncillos o preparados publicitarios que afectan a la piel del conducto y favorecen las infecciones locales. La piel del oído externo tiene un pH acido y cualquier variación de su acidez provoca aparición de otitis externas por bacterias oportunistas o por hongos.

Evitar el uso de bastoncillos o preparados publicitarios que afectan a la piel del conducto y favorecen las infecciones

Evitar ruido intenso o la utilización de cascos auditivos a intensidades elevadas, y hacer uso de los medios de protección recomendados por los equipos de protección laboral en las profesiones que están sometidas a intensidades sonoras elevadas.

Acudir a nuestro medico de familia o al ORL habitual ante las mínimas molestias. Evitar cambios bruscos de presión, vuelos, viajes etc. en situaciones de congestión nasal, catarros comunes, etc.

Dr. Joaquín Alacio: “Los otorrinolaringólogos luchamos cada día para que no se usen los bastoncillos en los oídos”.

R’. ¿Cuándo y por qué debemos acudir al otorrinolaringólogo? Ustedes previenen, diagnostican, tratan y curan. ¿También educan?

JA. Si hablamos de otología, debemos acudir ante cualquier situación que nos indique una mala función del oído, por dolor, supuración, perdida de audición, aparición de sonidos tipo acúfenos o inestabilidades.

También antes de coger un vuelo o practicar actividades con cambios bruscos de presión como el buceo.

Las labores preventivas no siempre son fáciles de gestionar. Dados los tiempos de consulta y el tiempo disponible por los pacientes no se suelen realizar estas labores preventivas o divulgativas de forma habitual.

Son importantes las iniciativas divulgativas como las de conRderuido.com o la labor de educadores y divulgadores sanitarios, de médicos y personal de enfermería

En muchas ocasiones en la consulta de ORL habitual, el mayor tiempo que se dedica es a explicar el proceso y los cuidados necesarios al paciente más que al diagnóstico de patologías.

No es lo ideal, pero no podemos esconder un hecho cierto, tanto los médicos como los pacientes dedicamos nuestro poco tiempo disponible al tratamiento más que a la prevención.

En este campo, son importantes las iniciativas divulgativas como las de conRderuido.com o la labor de educadores y divulgadores sanitarios, de médicos de atención primaria y de personal de enfermería.

R’. Dicho de otro modo, ¿nos dejamos educar sobre la necesidad de cuidar el oído?

JA. Sí, nos dejamos educar, pero en muchas ocasiones en este campo ocurre como en otros de la medicina, que no dedicamos la atención o el tiempo necesario para nosotros mismos.



R’. ¿Por qué no tenemos más cuidado con el ruido? ¿Quizás son ustedes los primeros que quitan importancia a este problema?

Cualquiera tiene la experiencia, en ocasiones no tan agradable, de situaciones de silencio y lo incomodo que puede resultarnos

JA. La vida es ruido, convivimos a diario con niveles de ruido importantes todos los que vivimos en una gran ciudad. Cualquiera tiene la experiencia, en ocasiones no tan agradable, de situaciones de silencio y lo incómodo que puede resultarnos.

Los otorrinos somos conscientes del problema y cada vez vemos más caídas auditivas parecidas a las presbiacusias de los ancianos en pacientes de menor edad, y siempre intentamos explicar la importancia de una correcta higiene auditiva.

R’. O la gente piensa eso de… dentro de cien años… de algo hay que morir?

JA. Ya lo vimos antes, la prevención requiere tiempo, y no siempre disponemos de él. Priorizamos nuestras necesidades, tampoco nos compramos paraguas en las rebajas de agosto o el marisco cuatro meses antes de la Navidad, aunque año tras año nos dicen que lo hagamos para ahorrar.

Tendemos a vivir el día a día y la medicina no deja de ser algo más en todo esto. En este campo es importante la labor de prevención que suponen los reconocimientos laborales anuales que incluyen audiometrías y exploraciones ORL (no todos) en esta labor de prevención activa de las enfermedades audiológicas.



R’. ¿Puede darnos tres consejos para protegernos frente al ruido, esos que nunca cumplimos?

JA. Estos tes consejos son fundamentales:

  • No use bastoncillos ni productos publicitarios para limpieza de oído, los oídos se limpian solos y si no, acuda a su ORL.
  • Evite cascos con música a intensidades elevadas y sobre todo evite los cascos intrauriculares que llevamos de forma constante en el oído y que provocan irritación del conducto auditivo.
  • Baje la intensidad de la música de sus cascos si hace ejercicio.

R’. ¿Qué piensa de la moda de piercing, tatuajes, etc., en orejas, nariz… ¿puede ser un foco de problema para nuestra salud?

JA. Yo no lo haría, pero las modas son eso, MODAS, seguir el ejemplo de figuras públicas que crean estados de opinión sobre todo entre el público más joven.

¿Si puede ser un problema?, yo quitaría el condicional, es un problema y genera muchas infecciones y patologías

¿Si puede ser un problema?, yo quitaría el condicional, es un problema y genera muchas infecciones y patologías derivadas de ello.

En esto, es conveniente un correcto asesoramiento y buscar profesionales que tengan las medidas higiénicas y de esterilización de materiales básicas para cualquier acto quirúrgico, como en el fondo puede ser atravesar el cartílago auricular o la piel y la mucosa de los labios, lengua o cartílago del tabique nasal.

Dr. Joaquín Alacio: “Es conveniente un correcto asesoramiento y buscar profesionales que tengan las medidas higiénicas y de esterilización de materiales básicas para cualquier acto quirúrgico”.

R’. ¿La gente muere por el ruido? ¿Cuál es el ruido más patológico?

JA. Algunos estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) refieren que la exposición continuada a sonidos por encima de los 65 db provoca unos niveles de estrés y una alteración en nuestros ciclos del sueño que se asocian al riesgo de sufrír enfermedades cardiovasculares y alteraciones neurológicas como derrames o ictus. Se considera que se produce un aumento de los ingresos hospitalarios de más de un 5% por cada decibelio por encima de este nivel.

Una exposición a un sonido superior a 85 dB supone un riesgo de pérdida auditiva si se repite en el tiempo

El ruido intenso supone una amenaza y el organismo reacciona aumentando el ritmo cardiaco y la secreción de cortisol que asegure unos niveles de azúcar suficientes al cerebro.

La OMS, para garantizar una buena salud, recomienda no superar los 65 dB.

Una exposición a un sonido superior a 85 dB supone un riesgo de pérdida auditiva si se repite en el tiempo.

Se admite que una exposición a 80 dB durante más de 8 horas al día, en el entorno laboral, requiere uso de protección auditiva para no ser lesiva.

El ruido llega al umbral del dolor cuando se sobrepasan los 125 dB y puede ser insoportable a los 140 dB

Por encima de 100 dB existe un riesgo de pérdida inmediata. En concreto, si hay una exposición a 100 dB de escucha, no se debería hacer por más de un cuarto de hora al día para evitar el daño, y si se hace a 110 dB, no se debería permanecer más de 1 minuto.

Por último, el ruido llega al umbral del dolor cuando se sobrepasan los 125 dB y puede ser insoportable a los 140 dB.

La Comisión de Audiología de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL) ha elaborado el siguiente listado de ruidos con sus correspondientes niveles en dB:

  • Conversación normal: 50- 60 dB
  • Lavavajillas: 60 dB
  • Aspiradora: 65 dB
  • Conversación acalorada (oficina): pueden ser 80 dB
  • Tráfico rodado en la ciudad: 80-85 dB
  • Claxon de un automóvil: 90 dB
  • Motocicleta: 90 dB (riesgo de lesión auditiva si la exposición se prolonga durante 4 horas)
  • Sierra eléctrica, cascos de música: 95 dB (riesgo de lesión si la exposición se prolonga 2 horas)
  • Discoteca, petardos pirotecnia: 110 dB (riesgo de daño inmediato)
  • Concierto de rock, taladro: 120 dB (riesgo de lesión auditiva si la exposición se prolonga 7 minutos)
  • Sirena de tren, alarma de incendio: 125 dB
  • Martillo neumático: 130 dB
  • Avión despegando: 140 dB
Taladro: 120 dB (riesgo de lesión auditiva si la exposición se prolonga 7 minutos).

Tener cera no implica que no seamos limpios ni higiénicos

R’. Los bastoncillos no son cosa de broma, pero ahí seguimos…

JA. Los otorrinolaringólogos luchamos cada día por el NO USO de los bastoncillos. No limpian el oído y solo sirven para introducir y compactar la cera. Tener cera no implica que no seamos limpios ni higiénicos.

R’. Una vez más, doctor, insistimos en el papel que juega la cera que no terminamos de comprender.

JA. La cera es un mecanismo defensivo que impide la entrada de insectos y de otros elementos que pueden ser nocivos para el oído medio e interno

R’. ¿Por qué eligió esta especialidad, no se siente un tanto incomprendido o que lucha contra corriente?

JA. La ORL es una especialidad muy antigua y al mismo tiempo muy desconocida, y por ello no tiene el‘glamour’ de otras más recientes, pero su campo es muy amplio e incluye una parte médica y de diagnóstico clínico y una parte quirúrgica completísima.

La ORL es una especialidad muy antigua y  desconocida, y sin el ‘glamour’ de otras, pero su campo es amplio con una parte médica y de diagnóstico clínico y una parte quirúrgica completa

Incluye todos los tipos de cirugía, tanto cirugía abierta de cuello y oncología de faringe laringe y tiroides, como cirugía endoscópica nasal que ha crecido en los últimos 20 años y nos permite realizar abordajes neuroquirúrgicos en combinación con neurocirugía, como la cirugía microscópica de oído de una precisión y complejidad altísimas.

Cuando vemos a otros especialistas de las especialidades mas ‘glamurosas’ con grandes dificultades para el uso de microscopios quirúrgicos, solo podemos pensar en cualquiera de nuestros residentes que lo usan con regularidad.

Como toda especialidad antigua, la formación de los otorrinolaringólogos era muy variada con limitaciones quirúrgicas en muchos de ellos. La implantación de un sistema como el MIR supuso una normalización y una homogenización de los conocimientos y la adquisición de habilidades básicas de los especialistas de ORL en nuestro país y un gran avance en el desarrollo de la otorrinolaringología.



R’. ¿Hacia dónde vamos en otorrinolaringología, que va a aportar en los próximos años a la salud y el bienestar?

JA. Las perspectivas de futuro son amplísimas tanto en el campo de la audiología como en la oncología de faringe y laringe.

Las perspectivas de futuro son amplísimas tanto en el campo de la audiología como en la oncología de faringe y laringe

En audiología, la aparición de nuevos implantes cada vez más miniaturizados y con menor complejidad para su uso, y la utilización de células madre en la regeneración de los daños cocleares puede ser un camino en los siguientes años.

En oncología, la búsqueda incesante de nuevos medicamentos que eviten cirugías mutilantes y que no tengan efectos secundarios tan graves como los actuales es un campo que casi es una realidad en el momento actual.

TAGS ruido

PERFIL DEL AUTOR

Jesús Larena

Licenciado en Ciencias de la Información, Periodismo y Diplomado en Relaciones Públicas y Publicidad. 25 años de experiencia profesional. Prensa, radio, televisión, contenido digital y redes sociales. Comunicación integral: corporativa, financiera, digital, crisis.


Un comentario en “¿Por qué suspendemos en el cuidado del oído?”

  • Hola Licenciado. Muy bueno su
    Mensaje. Pero para los que no
    Estamos en España debería Enviar
    Una forma escrita de Como limpiar
    El oído, para los que se nos va la
    Audición, o que debemos hacer
    Aparte de ir al OTRL. Ese es mi caso. He perdido un poco de audio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe nuestro NEWSLETTER con nuevos contenidos

Al enviar mi alta acepto las Políticas de Privacidad